Ciao Stéphane

83873854_2646868238714637_1123010008032739328_n

Ciao Stéphane,

Tu prematura y repentina partida nos ha dejado sin palabras que puedan expresar el gran sufrimiento que sentimos ahora.

Hemos perdido un amigo, un camarada, un colega.

Hemos perdido a uno de los mejores seres humanos que hemos conocido.

Fuiste amable, cortés, honesto, paciente, altruista, comprometido con la promoción de los derechos de las personas.

Quienes no tuvieron la suerte de colaborar contigo tienen que saber cuánto trabajo, cuánta energía, cuánto tiempo dedicaste a la tarea de garantizar los derechos legítimos a la tierra de los productores en pequeña escala, los pueblos indígenas y las personas sin tierra. Cuánto te esforzaste para asegurar que la inversión privada no se apoderara de las tierras de las comunidades más vulnerables. Cuánta investigación, cuántos esfuerzos dedicaste a impulsar la agenda de la agroecología en los planos mundial, nacional y regional. Con cuánta firmeza apoyaste los derechos de las mujeres en todos los procesos.

Oxfam fue la última organización que tuvo la suerte de contar contigo, y trabajando en una gran ONG fuiste paladín de la alianza con los movimientos sociales, a la vanguardia de la lucha. Siempre estuviste dispuesto a apoyar la reflexión estratégica, la redacción de artículos, las intervenciones orales ante las instituciones para defender los derechos a la tierra, a las semillas, a la soberanía alimentaria de quienes producen la mayoría de los alimentos.

Eras el mejor camarada que alguien puede tener, formal pero siempre dispuesto a hacer brotar una carcajada. Nunca olvidaremos tu sentido del humor, tu inglés con acento belga, tus ojos afables y risueños. Tus pasteles y quiches después de largos días de negociación. Tu música.

Fuiste una persona esencial para el MSC; hemos disfrutado trabajando contigo, luchando codo con codo a tu lado. Te echaremos de menos, pero siempre te guardaremos un sitio porque sabemos que, allí donde estés, seguirás luchando a nuestro lado.

El MSC desea transmitir a través del presente mensaje sus condolencias a la familia, amistades y colegas de Stéphane, que tuvieron el privilegio de compartir con él cada día y cada latido de una vida verdaderamente inspiradora.

Buon viaggio, amico.

El MSC

 ——————–

El equipo de intérpretes que suelen colaborar con distintas asociaciones en Roma desea transmitir su más sentido pésame a lxs familiares, amigxs, allegadxs y compañerxs de trabajo de Stéphane Parmentier.

En momentos tan difíciles no resulta fácil exteriorizar los sentimientos, aunque la dificultad para encontrar las palabras adecuadas no es tanta a la hora de expresar la empatía y el respeto por una persona como Stéphane, con quien tanto hemos compartido a lo largo de los años. Lo que nos acompañará siempre es el recuerdo de la persona cercana y sencilla, incansable en la lucha, la misma con la que nos hemos encontrado en Roma, sentada en una mesa tomando notas, frente a la pantalla de su ordenador o micrófono en mano, siempre trabajando por un mundo mejor.

Nos sentimos afortunadxs de haber compartido estos momentos juntos y podemos asegurar que su recuerdo seguirá vivo en nosotrxs, y sobre todo lo gratificante que era convivir con él y su forma serena. Es muy probable que cuando volvamos a pisar alguno de esos lugares comunes en Roma, nos parezca verlo a lo lejos y nos acerquemos a saludarlo, a preguntarle dónde se cena esa noche, y entonces él esbozará la sonrisa discreta que lo caracterizaba, antes de responder.

Arrivederci, querido Stéphane