Contenidos

La 51ª sesión plenaria (CSA 51) del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) se celebró en formato híbrido del 23 al 27 de octubre de 2023 en la sede de la FAO en Roma y se suspendió mientras se debatía la seguridad alimentaria relacionada con los conflictos. El plenario volvió a reunirse el 25 de noviembre de 2023 para concluir los debates y adoptar el informe final.

Una nutrida delegación del MSCPI que representaba a varios y diversos grupos de interés, entre ellos: pequeños agricultores, pastores, pescadores, pueblos indígenas, trabajadores agrícolas y del sector alimentario, campesinos sin tierra, mujeres, jóvenes, consumidores, personas urbanas con inseguridad alimentaria y ONG, procedentes de todas las regiones del mundo, participó para exigir el fin del hambre, de la opresión y de la explotación, y para abogar por políticas inclusivas del sistema alimentario que den prioridad al acceso equitativo a los recursos, aborden las causas profundas de las desigualdades sistémicas y garanticen la realización de los derechos humanos sin discriminación.

Encontrará información detallada, incluidas declaraciones y vídeos de las sesiones, aquí debajo así como en la página web del CSA 51.

Coordinar las respuestas políticas a la crisis alimentaria mundial - El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2023

La sesión, celebrada el primer día del Plenario, comenzó con la presentación del informe El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2023 (SOFI). Le siguió un debate de alto nivel sobre las respuestas políticas coordinadas a la crisis alimentaria mundial y sobre el avance de la transformación de los sistemas alimentarios para lograr la seguridad alimentaria y la nutrición y el derecho a una alimentación adecuada.

El MSCPI hizo una declaración, expresando que la paz debe ser el medio para erradicar el hambre y la sed, aludiendo a la situación actual en Gaza, Territorios Palestinos Ocupados. André Luzzi, de HIC Internacional, y Musa Sowe, de ROPPA, hicieron hincapié en la necesidad de que el CSA aproveche su función de plataforma reforzada, tal y como se refleja en el PTPA 2024 – 2027, para coordinar las respuestas a las crisis mundiales basándose en un marco de derechos humanos. Destacaron el aumento de los conflictos en todo el mundo como un obstáculo para el derecho a la alimentación e instaron al CSA a promover este derecho como herramienta para hacer frente a las múltiples crisis.

Declaración de André Luzzi (Coalición Internacional del Hábitat) y Musa Sowe (ROPPA) | Grupo de Trabajo sobre Gobernanza Alimentaria Mundial del MSCPI
"Traemos desde nuestra cosmología la referencia al orixá Omolu, quien se dedica a la curación. Es hora de sanar la política para que nuestra existencia, como proyecto ético-civilizador, pueda sustentarse en la realización de una vida plena y de un buen vivir."
André Luzzi
HIC International

Muchas gracias, hablaré en portugués, para representar nuestra diversidad cultural y lingüística. Quisiera congratular a la representante de Sudáfrica por su elección, es motivante ver a una mujer electa para un puesto tan significativo en materia de gobernanza alimentaria mundial.

El Mecanismo para la Sociedad Civil y los Pueblos Indígenas, diverso y plural, compuesto por 11 sectores y 17 subregiones alrededor del mundo, expresa solidaridad con el pueblo palestino. Llamamos a la paz y a la construcción de soluciones sustentadas en el diálogo. La población civil no puede seguir viendo violados sus derechos y muriendo. Es necesario frenar el avance de los ataques y las presiones para asegurar la asistencia humanitaria necesaria para garantizar alimentos, agua y el restablecimiento de una vida digna.

El año pasado ya advertimos que los alimentos no pueden ser un arma de guerra. Y vemos que la situación empeora. La comida ha sido utilizada como instrumento de tortura, opresión y tratos degradantes. Hay en distintas partes del mundo un aumento de conflictos en general que van en detrimento de la realización del derecho a la alimentación.  Nuestro mensaje como MSCPI para el CSA es que la paz debe ser la vía para erradicar el hambre, y que el CSA tiene hoy una oportunidad reforzada para promover de forma coordinada el derecho a la alimentación como instrumento para responder a las crisis múltiples.

Percibimos también por medio de nuestros procesos de escucha activa que hay aumento de las deudas, aumento de la concentración de poder y de tierras por parte de corporaciones, migración y desplazamiento forzado, son causas de las desigualdades en aumento que han salido de nuestros debates como factores de fondo de las crisis. Es necesario recordar que las desigualdades tienen causas históricas y estructurales. Los esfuerzos aún son insuficientes para poder vivir libres del machismo, el racismo, la xenofobia, la violencia en razón de orientación sexual, identidad de género y distintas corporalidades. La información de nuestras comunidades y territorios resalta un sentido de urgencia por acciones concretas y medidas pragmáticas para abordar cuestiones críticas para vivir libres del hambre y la sed.

Reconocemos el desafío que tenemos en adelante para entender sus interdependencias con sistemas alimentarios. Pero mientras unos pocos benefician, muchos más pasan hambre. Desde el MSCPI entendemos la importancia de dialogar con otros espacios de la Sociedad Civil y Pueblos Indígenas que avanzan luchas en estos aspectos de gobernanza global, para reforzar una vía de coordinación que tenga respuestas integrales, profundas y centradas en el derecho humano a la alimentación adecuada. Así invitamos a un dialogo genuino sobre cómo incorporar estas reflexiones en el próximo Plan de Trabajo Plurianual. Y también cómo podemos avanzar un marco de responsabilidad corporativa en este espacio democrático, el cual distingue claramente a los titulares de derechos humanos, de los responsables de derechos humanos, en tiempos donde vemos en aumento los enfoques de múltiples partes interesadas.

Finalmente, traemos desde nuestra cosmología la referencia al orixá Omolu, quien se dedica a la curación. Es hora de sanar la Política para que nuestra existencia, como proyecto ético-civilizador, pueda sustentarse en la realización de una vida plena e bien vivir.

Ahora voy a dar la palabra a mi colega Musa Sowe, quien va a dar un mensaje para la nueva Presidenta del CSA.

Muchas gracias. Queremos expresar nuestro más profundo agradecimiento a la nueva Presidenta del CSA.  Es muy apta para el puesto, queremos felicitarla. En nombre del MSCPI, rezamos por ella para que tenga fuerzas para llevar a cabo su labor. Es una persona muy adecuada para este trabajo en particular. Queremos dejar claro que hará mucho por el CSA en el futuro.

Previamente ese mismo día, Michael Fakhri, relator especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación, subrayó la urgencia de hacer frente al hambre, la malnutrición y los conflictos en los sistemas alimentarios. Él, junto con otros expertos en Derechos Humanos de la ONU, dio la voz de alarma sobre el uso de los alimentos como arma para matar de hambre a los civiles en Gaza. Fakhri advirtió de un posible genocidio por parte de Israel contra el pueblo palestino a menos que la comunidad internacional garantice un alto el fuego y ayuda humanitaria. Hizo hincapié en la necesidad de un enfoque basado en los derechos humanos, fundamentado en el derecho internacional, y abogó por la cooperación mundial, los sistemas alimentarios resistentes y las economías basadas en los cuidados para garantizar la liberación del hambre y la opresión.

Declaración de Michael Fakhri | Relator Especial de la ONU sobre el Derecho a la Alimentación
"Freedom from hunger means we should be working towards freedom from oppression, exploitation, and occupation. By fulfilling the right to food, you are creating the conditions for peace."
Michael Fakhri
UN Special Rapporteur on the Right to Food

Siga este enlace para leer la declaración (disponible en inglés)

Acto paralelo del MSCPI | Gobernanza alimentaria basada en los derechos humanos: Coordinar las respuestas políticas y reequilibrar el poder

Al margen de la 51ª Sesión Plenaria del CSA, el 23 de octubre se celebró un acto paralelo que arrojó luz sobre la acuciante necesidad de un cambio de paradigma en la gobernanza mundial de los sistemas alimentarios. Coorganizado por el Mecanismo de la Sociedad Civil y los Pueblos Indígenas (MSCPI), el Panel Internacional de Expertos en Sistemas Alimentarios Sostenibles (IPES-Food), la Alianza Global para el Futuro de la Alimentación (GAFF) y la Secretaría de Agricultura de México, el evento ahondó en la urgente necesidad de examinar críticamente la arquitectura de la gobernanza de la alimentación para garantizar que la toma de decisiones en los sistemas alimentarios priorice el bien público y el derecho a la alimentación para todxs.

Acto paralelo: La gobernanza de datos en la digitalización del sistema alimentario

El 24 de octubre de 2023, la 51ª sesión plenaria del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) acogió un acto paralelo sobre “Gobernanza de datos en la digitalización del sistema alimentario: acercamiento entre los pequeños productores de alimentos y los gobiernos”. Este acto paralelo fue organizado conjuntamente por el grupo de trabajo sobre datos del Mecanismo para la Sociedad Civil y los Pueblos Indígenas (MSCPI), el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el Derecho a la Alimentación, Michael Fakhri, y el gobierno de México.

Diálogos sobre las “interconexiones” globales

La sesión profundizó en las interconexiones entre la seguridad alimentaria, la nutrición y eventos globales como la Cumbre de la ONU sobre los ODS de 2023, el Momento de balance de la Cumbre de la ONU sobre Sistemas Alimentarios de 2023, la Cumbre del Futuro de 2024, la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático COP 27 y COP 28, el Marco Global de Biodiversidad de Kunming-Montreal y la Convención de la ONU de Lucha contra la Desertificación COP 15.

Representado por Leonida Odongo, el MSCPI expresó su preocupación por el carácter inadecuado, no inclusivo y no participativo de la Cumbre de la ONU sobre Sistemas Alimentarios (UNFSS). Leonida también anunció el lanzamiento de un nuevo informe del MSCPI titulado “They will Feed us! A people’s route to African food sovereignty” (¡Nos alimentarán! Una ruta popular hacia la soberanía alimentaria africana”) que arroja luz sobre cómo la UNFSS promueve los intereses corporativos en los sistemas alimentarios de África. Las principales conclusiones revelan la acuciante necesidad de apoyar los sistemas de semillas campesinas, promover la agroecología campesina, garantizar el acceso a la tierra y proteger los derechos de las mujeres, los pueblos indígenas y lxs jóvenes en los sistemas alimentarios.

"Las organizaciones de la sociedad civil africana realizaron un análisis de las vías de la Cumbre de la ONU sobre los sistemas alimentarios y las conclusiones son las siguientes: los procesos no son adecuados, inclusivos ni participativos."
Leonida Odongo
Espacio de consulta africano del MSCPI y grupo de trabajo Mujeres y Diversidad de Género

 El MSCPI expresa su reconocimiento a la recién elegida presidenta del CSA. 

Las organizaciones de la sociedad civil africana realizaron un análisis de las vías de la Cumbre de la ONU sobre los sistemas alimentarios (UNFSSpor sus siglas en inglés) y las conclusiones son las siguientes: los procesos no son adecuados, inclusivos ni participativos, excepto, por ejemplo, en países como Mali, donde ya existen relaciones de la sociedad civil con el gobierno. 

Hay incoherencia política, mucha influencia externa y la mayoría de las iniciativas fueron promovidas por agentes externos. Se fomenta la dependencia de la financiación y la inversión extranjeraen lugar del uso de las finanzas públicas. 

La agenda promovida fue la de la modernización, la agricultura industrial y la cadena de suministro global, en lugar del apoyo a la producción nacional de alimentos por parte de lxs pequeñxs agricultorxs familiares, la agroecología y los mercados territoriales. 

El acceso de las personas a la tierra y las semillas y su control están amenazados; no se abordaron la igualdad de género ni el acceso de los jóvenes a las oportunidades. 

Nuestros mensajes clave son la gobernanza basada en los derechos humanos, no en enfoque de múltiples partes interesadas; la financiación pública para sistemas alimentarios sostenibles más sostenibles; el apoyo a la agricultura familiar, la agroecología y los mercados territoriales; el acceso y control de las personas sobre la tierra, el agua y las semillas; la igualdad de género y el acceso de los jóvenes a las oportunidades. 

El informe está disponible en el sitio web del MSCPI. 

Gracias.

Aprobación de las Directrices voluntarias del CSA sobre igualdad de género y capacitación de las mujeres y las niñas

El 24 de octubre de 2023 se aprobaron las Directrices Voluntarias del CSA sobre Igualdad de Género y Empoderamiento de Mujeres y Niñas (GEWGE) en el contexto de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición. Paola Romero y Paula Gioia presentaron la declaración del GT Mujeres y Diversidad de Género del MSCPI. Aunque apreciaron las directrices como un paso inicial hacia políticas alimentarias que incluyan la perspectiva de género, expresaron su descontento por ciertos aspectos omitidos. Una acción visual escenificada por representantes del grupo de trabajo presentes en Roma complementó la declaración, ganándose el aplauso generalizado del plenario.

Declaración de Paola Romero (FIAN Colombia) y Paula Gioia (La Vía Campesina) | Grupo de Trabajo sobre Mujeres y Diversidad de Género del MSCPI
"Mientras algunes de nosotres seamos excluides, marginades e invisibilizades, no podremos celebrar."
Paula Gioia
La Via Campesina

Presidente, representantes de los estados miembros, observadores, colegas, personas de todos los géneros, orientación sexual, clase, casta, etnias, raza, capacidades y edades.

En nombre del Mecanismo de la Sociedad Civil y Pueblos Indígenas (CSIPM) nos gustaría comenzar expresando nuestra solidaridad con todos los civiles en zonas de conflicto y crisis prolongadas, especialmente los de Gaza, actualmente privados de refugio, asistencia médica, agua y alimentación adecuada.

El Grupo de Trabajo de Mujeres y Diversidades de Género del Mecanismo da las gracias a los presidentes del flujo de trabajo sobre Igualdad de Género y Empoderamiento de Mujeres y Niñas. También damos las gracias a la presidencia y a la secretaría del CSA y a los demás organismos de las Naciones Unidas que apoyaron el proceso.

Hemos participado en este flujo de trabajo con pleno compromiso, reuniendo un hermoso mosaico de personas y experiencias de todo el mundo. Aprendimos lo que es la verdadera solidaridad; cómo apoyar a una diversidad de personas que experimentan opresiones múltiples e interrelacionadas. Y lo mucho que significa hacer visible a los que se invisibilizan y a cuidar de todas las personas.

El proceso de negociación fue emocionalmente agotador para nosotras y a veces se hizo violento desencadenando lágrimas en esta sala. Mientras negociábamos y hablamos ahora mismo, muchas vidas en nuestros lugares  de origen están sufriendo violencia de género y violencia sexual. Millones de personas siguen sin poder ejercer su derecho a la alimentación, e incluso son asesinadas por el hecho de ser quienes son.  Teníamos muchas esperanzas puestas en un resultado ambicioso y progresista de estas Directrices.

Nuestra participación marcó la diferencia no sólo en este espacio de la ONU, sino en la vida de parte de las personas que llevamos en nuestros corazones y pensamientos. A pesar de las grandes tensiones y dificultades, reconocemos que el resultado final tendrá repercusiones positivas para algunas miembras de nuestras comunidades.

Logramos introducir en el documento un marco de derechos humanos así como referencias importantes; el papel de las organizaciones de mujeres y los movimientos sociales. Los Pueblos Indígenas y les campesines, dos sectores muy importantes para el MSCPI también están reconocidos en las Directrices, entre otros aspectos.

Sin embargo, el texto final contiene omisiones que disminuyen nuestras esperanzas y nos deja insatisfechas, éstas son:

  • El reconocimiento de la tierra como bien común
  • El consentimiento libre, previo e informado para los Pueblos Indígenas
  • Los derechos LGBTQIA+
  • La redistribución del trabajo de cuidados no remunerado
  • La agroecología
  • La interseccionalidad
  • La inclusión de las mujeres y las diversidades bajo ocupación
  • La Protección Social Universal como un derecho crucial para la realización del derecho a la alimentación

La exclusión de estas cuestiones permite que la  explotación y la violencia contra las más desfavorecidas de nuestras comunidades continúen. Mientras algunes de nosotres seamos excluides, marginades e invisibilizades, no podremos celebrar.

Asimismo, el MSCPI evita la trampa de la polarización política y la dicotomía entre buenos y malos. Preparamos una evaluación extensa del documento, que está disponible en el sitio web del MSCPI, y hemos escrito un borrador de una nota explicativa para que sea añadida al anexo.  En esta explicamos nuestras preocupaciones, a la vez que reconocemos este documento como un punto de partida para continuar las discusiones en el CSA con el fin de lograr la igualdad de género en los sistemas alimentarios. 

Con estas aclaraciones, el MSCPI apoya la aprobación de las Directrices Voluntarias sobre Igualdad de Género y el Empoderamiento de Mujeres y Niñas. Contribuiremos con su diseminación y las utilizaremos en nuestro futuro trabajo de incidencia. El próximo PTPA nos ofrece muchas oportunidades para seguir avanzando hacia la verdadera transformación de las realidades vividas por tantas personas marginadas y abordar el género como un aspecto transversal e interseccional para la realización progresiva del Derecho a la Alimentación.

¡Existimos! Seguiremos exigiendo nuestros derechos en nuestras comunidades, en la sociedad, ante nuestros gobiernos, en el CSA y en todos los espacios de la ONU y llevaremos los logros de vuelta a casa.

Gracias.

Impulsar la financiación de la agroecología para alcanzar los objetivos de la Convención de Río

El MSCPI recibió una invitación para unirse a un evento paralelo que tuvo lugar el 25 de octubre, titulado “Impulsar la financiación en agroecología para alcanzar los objetivos de la Convención de Río”, co-organizado por la Coalición de Agroecología, el Fondo de Agroecología, la Alianza Global para el Futuro de los Alimentos, IFOAM – Organics International y WWF. En representación del MSCPI, Tyler Short subrayó que las medidas de financiación de la agroecología deben reconocer al campesinado como actores políticos. Hizo hincapié en la importancia de respetar nuestros modos independientes de autoorganización y de integrar a los movimientos sociales de base en los procesos de elaboración de políticas. Ver el vídeo (disponible únicamente en inglés)

Aprobación de las recomendaciones políticas del CSA sobre el refuerzo de la recopilación y el uso de datos

El 25 de octubre, Patti Naylor, miembro del Comité de Coordinación del MSCPI y co-coordinadora del Grupo de Trabajo sobre Datos en representación de la Coalición Nacional de la Agricultura Familiar, presentó una declaración durante la aprobación por parte de la Sesión Plenaria del CSA 51 de las Recomendaciones políticas. Estas recomendaciones se centran en mejorar la recopilación y utilización de los datos y herramientas de análisis de la Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN) para fundamentar mejor las decisiones que apoyan la realización gradual del derecho a una alimentación adecuada dentro de los marcos nacionales de seguridad alimentaria.

Patti Naylor, en representación del grupo de trabajo sobre datos del MSCPI, delineó los aspectos encomiables de las recomendaciones políticas al tiempo que destacó sus limitaciones. A medida que se desarrollan nuevas tecnologías, que la gravedad de los riesgos se hace más evidente y que crecen las exigencias de responsabilidad gubernamental y empresarial, estos debates en torno a los datos y las tecnologías digitales deben continuar. Hizo hincapié en que el CSA, como órgano político, es el espacio adecuado para abordar estas cuestiones y debe incluir estos debates en los próximos procesos y diálogos políticos.

Declaración de Patti Naylor (NFFC) | Comité de Coordinación del MSCPI y Grupo de Trabajo sobre Datos
"La narrativa de más datos como herramienta definitiva para lograr la seguridad alimentaria sigue presente en el documento, mientras que la realidad es que ya se están recopilando enormes cantidades de datos, a menudo monopolizados por poderosas empresas, que no impulsan las políticas necesarias."
Patti Naylor
NFFC

Gracias, Presidente,

Me llamo Patti Naylor. Soy agricultora en Estados Unidos y co-coordinadora del grupo de trabajo de datos del MSCPI.

Queremos dar las gracias al presidente, Anthony Muriithi, de Kenia, por llevar a cabo un proceso inclusivo y transparente para llegar a este proyecto de recomendaciones políticas.

También queremos dar las gracias a los Estados miembros que han apoyado este proceso político y algunas propuestas clave del MSCPI.

Como Mecanismo de la Sociedad Civil y de los Pueblos Indígenas, consideramos un éxito que este documento se enmarque para mostrar que la recopilación y el uso de datos deben servir a la realización del derecho a la alimentación.

También pudimos ampliar la definición de datos, yendo más allá de los datos digitales para reconocer la importancia de los datos cualitativos y cuantitativos y los diversos métodos indígenas y tradicionales de recopilación, análisis y uso de datos.

Valoramos que se haya mantenido la sección sobre gobernanza, aunque de forma muy debilitada, mientras que la gobernanza de los datos ya está demostrando ser una parte clave de los sistemas alimentarios democráticos.

Lamentablemente, este proyecto de recomendaciones políticas se queda corto en muchos aspectos. No se abordan los graves riesgos derivados de las tecnologías basadas en datos para las personas productoras de alimentos, lxs trabajadores del sistema alimentario, consumidores, el medio ambiente y la futura seguridad alimentaria. Los riesgos que identificamos van desde la vigilancia y las violaciones de la privacidad hasta el control monopolíco de los derechos de propiedad intelectual y las patentes, pasando por el control corporativo del sistema alimentario mundial.

La narrativa de más datos como herramienta definitiva para lograr la seguridad alimentaria sigue presente en el documento, mientras que la realidad es que ya se están recopilando enormes cantidades de datos, a menudo monopolizados por poderosas empresas, que no impulsan las políticas necesarias.

Durante las negociaciones, nos inquietó la reticencia de los Estados miembros a reconocer y abordar la realidad del poder empresarial sobre los datos y las tecnologías basadas en datos, incluida la concentración de los beneficios generados por ellos en manos de unos pocos actores empresariales.

Con la mercantilización de los datos, existe un alto riesgo de colonialismo digital. La extracción de datos se une a la explotación del trabajo humano y a la extracción de recursos naturales como herramienta para obtener beneficios y construir poder político y económico por parte de quienes controlan esos datos. El peligro de que este control de los datos socave la soberanía de los Estados es real. Por este motivo, nos preocupó especialmente la escasa participación de países del Sur Global en las negociaciones.

Por otro lado, reconocemos que estas tecnologías podrían ser una baza para sacar a la luz las desigualdades, avanzar en la seguridad y la soberanía alimentarias y hacer frente a las crisis medioambientales y sociales. Sin embargo, esto sólo puede ocurrir si se desarrolla un marco de gobernanza sólido.

La digitalización es real y los gobiernos deben asumir su responsabilidad. Los elementos clave de los debates sobre la gobernanza de los datos de seguridad alimentaria y nutrición serán la definición del papel de los gobiernos y la urgente necesidad de mecanismos de supervisión pública y evaluación de riesgos de las tecnologías basadas en datos.

A medida que se desarrollan nuevas tecnologías, que la gravedad de los riesgos se hace más evidente y que aumentan las exigencias de rendición de cuentas por parte de los gobiernos y las empresas, estos debates en torno a los datos y las tecnologías digitales deben continuar. Nos gustaría hacer hincapié en que el CSA, como órgano político, es el espacio para abordar estas cuestiones y debería incluir estos debates en los próximos procesos y diálogos políticos.

Aprobación del Programa de Trabajo Plurianual (PTPA) del CSA

El Comité aprobó el Programa de Trabajo Plurianual 2024-2027 del CSA. Este documento, resultado de un proceso que ha durado todo el año, define los objetivos del CSA y los resultados esperados para el próximo cuatrienio, así como las vías para alcanzarlos.

La aprobación de este documento supuso una importante victoria para el MSCPI. El trabajo de incidencia política sostenido por el MSCPI a lo largo de la pandemia de COVID-19, incluidas las consultas populares y la campaña “Ustedes hacen política, nosotrxs pasamos hambre“, contribuyeron a este hito. Con la función de coordinación integrada en todo el cuatrienio, la atención del MSCPI se centra ahora en proponer metodologías y estrategias acordes con el Derecho a la Alimentación.

Declaración de Saima Zia (Comité Kissan Rabbita de Pakistán y La Vía Campesina) | Comité de Coordinación del MSCPI
"Celebramos el hecho de que el papel central del CSA como plataforma para coordinar las respuestas políticas globales a las crisis interrelacionadas haya sido finalmente reconocido en el PTPA. Este logro es el resultado de años de trabajo del MSCPI y de un grupo de Estados."
Saima Zia
Pakistan Kissan Rabbita Committee y La Via Campesina

Abordar las múltiples dimensiones de las desigualdades

Destacando la alimentación como un derecho humano fundamental, Bhavani Shankar, jefe del equipo de redacción del GANESAN, presentó el informe “Reducción de las desigualdades en favor de la seguridad alimentaria y la nutrición“. Las partes interesadas del CSA se comprometieron a ofrecer sus puntos de vista y comentarios sobre el contenido del informe durante el proceso de convergencia política.

Judith Hitchman (URGENCI) y Dee Woods (Landworkers’ Alliance), en nombre del Grupo de Trabajo sobre Equidad del MSCPI, hicieron la siguiente declaración.

Declaración de Judith Hitchman (URGENCI) y Dee Woods (Landworkers’ Alliance) | Grupo de Trabajo sobre Equidad del MSCPI
"La reducción de las desigualdades estructurales dentro y fuera de los sistemas alimentarios es fundamental en la lucha de las personas representadas en nuestros sectores y regiones para la realización progresiva del derecho a la alimentación. En la actualidad es aún más importante con las múltiples crisis que fomentan desigualdades cada vez mayores en todo el mundo, incluso en algunos de los países con las economías más ricas."
Dee Woods
Grupo de Trabajo sobre Equidad y Comité de Coordinación

Evento paralelo del MSCPI: Reducir las desigualdades en el sistema alimentario a través de una lente interseccional

El 26 de octubre de 2023, la 51ª sesión plenaria del CSA acogió un acto paralelo sobre “La reducción de las desigualdades en el sistema alimentario a través de una lente interseccional”. Este acto paralelo fue organizado por el grupo de trabajo sobre Equidad del MSCPI.

Seguimiento de las recomendaciones políticas del CSA sobre la volatilidad de los precios y sobre la protección social para la seguridad alimentaria y la nutrición

La Reunión de seguimiento de la 51a plenaria del CSA reflexionó sobre las Recomendaciones Políticas del CSA sobre la Volatilidad de los Precios y la Seguridad Alimentaria (refrendadas en 2011, CSA 37) y la Protección Social para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición (refrendadas en 2012, CSA 39), y las partes interesadas participantes compartieron ejemplos de su aplicación práctica.

Patti Naylor realizó una declaración en nombre del MSCPI centrada en la volatilidad de los precios de los alimentos y la protección social en el contexto actual, después de que los precios de los alimentos se hayan disparado por tercera vez en quince años y las medidas de protección social no se hayan promulgado adecuadamente. Presentó el nuevo informe de seguimiento del MSCPI de las recomendaciones políticas del CSA sobre la volatilidad de los precios alimentarios y la protección social, que arroja luz sobre las causas estructurales de la inestabilidad del sistema alimentario mundial en su estado actual.

Declaración de Patti Naylor (National Family Farm Coalition) | Comité de Coordinación del MSCPI
"La gobernanza de los mercados de productos básicos agrícolas en los contextos de muchos países ha seguido una tendencia desreguladora durante décadas, una decisión política tanto a nivel nacional como internacional. Esta desregulación ha creado unas condiciones en las que los pequeños productores de alimentos se ven sistemáticamente marginados en un mercado no regulado, dejándoles en un estado crónico de crisis económica."
Patti Naylor
National Family Farm Coalition

Gracias Presidente.

Soy agricultora en Estados Unidos, concretamente en el estado de Iowa. Mi marido acaba de terminar de cosechar maíz ecológico y, cuando vuelva este fin de semana, terminaré de cosechar las manzanas de nuestro huerto. Tengo previsto plantar algunos cultivos en un huerto de otoño. También soy miembro del Comité de Coordinación del Mecanismo de la Sociedad Civil y los Pueblos Indígenas, que cuenta con 11 circunscripciones. Estoy aquí para aportar mi perspectiva como agricultora y mujer sobre la volatilidad de los precios y las protecciones sociales, con el objetivo de amplificar las voces de los movimientos sociales, especialmente las de los agricultores familiares y los campesinos.

Es crucial reconocer que los impactos negativos de la volatilidad de los precios son amplios y evidentes tanto en las comunidades rurales como en los hogares urbanos. Para este ejercicio de seguimiento, recogimos pruebas de nuestros representados y redactamos un informe disponible en el sitio web del MSCPI. Le invito a consultarlo. En efecto, la volatilidad implica incertidumbre e inestabilidad y, dentro de un sistema alimentario, repercute significativamente en la seguridad alimentaria. La volatilidad es inherente al sistema alimentario mundial debido a cómo se fijan los precios de los productos básicos, como los cereales almacenables y las semillas oleaginosas como el trigo y el maíz, que regulan el mercado. En consecuencia, la forma en que se fijan los precios de los productos básicos se convierte en un factor clave para crear condiciones estables y seguras dentro de los sistemas alimentarios.

Las políticas públicas que garantizan una fuerte protección social son siempre fundamentales. Sin embargo, regular el mercado y reducir los casos de volatilidad de los precios significaría que las protecciones sociales serían necesarias con menos frecuencia y resultarían menos costosas para los gobiernos. La gobernanza de los mercados de productos básicos agrícolas en muchos contextos nacionales ha seguido una tendencia desreguladora durante décadas, una decisión política a nivel nacional e internacional. Las inversiones especulativas, la cobertura del mercado, los contratos de futuros y otros comportamientos de búsqueda de beneficios, principalmente por parte de intereses corporativos y financieros cada vez más concentrados, contribuyen a las fluctuaciones del mercado, a veces de forma bastante dramática, lo que se hace más visible.

Estas condiciones han marginado sistemáticamente a los pequeños productores de alimentos incluso en épocas consideradas normales debido a este mercado no regulado, dejándolos crónicamente en una crisis económica. La volatilidad de los precios hace que a los agricultores les resulte más difícil innovar y diversificar sus explotaciones y prácticas de producción. En su lugar, estas condiciones de mercado les empujan a maximizar la producción de cultivos básicos, utilizando a menudo fertilizantes y pesticidas adicionales, lo que conduce a la explotación de la tierra cuando los precios son altos. Irónicamente, cuando los precios son bajos, los agricultores siguen esforzándose por producir todo lo que pueden para asegurarse unos ingresos mínimos, intensificando la producción, lo que a su vez daña los ecosistemas, la biodiversidad y contamina el suelo, el agua y el aire.

Una parte importante de estos cultivos básicos se utiliza para alimentar al ganado en instalaciones de confinamiento y producir biocombustibles. En consecuencia, los compradores corporativos se aprovechan de los bajos precios, mientras que el público y el medio ambiente soportan los verdaderos costes externalizados de esta producción. Hasta que los gobiernos no pongan en marcha verdaderas regulaciones del mercado, como mecanismos de gestión de la oferta, precios mínimos y máximos justos vinculados a una reserva pública de alimentos, la rueda de molino de la producción seguirá haciendo caer los ingresos de los pequeños productores, provocando la destrucción del medio ambiente y beneficiando a los intereses corporativos.

Como MSCPI, durante mucho tiempo hemos abogado por soluciones de sentido común y basadas en pruebas para abordar los factores que impulsan la volatilidad de los precios y su impacto, esforzándonos por avanzar en la soberanía alimentaria. Respaldamos las soluciones que implican la aplicación de políticas de gestión de la oferta, precios justos y reservas públicas de alimentos para los productos agrícolas. Además, hacemos hincapié en la necesidad de reformar el régimen comercial para que sirva a los intereses públicos y no a los corporativos. Además, abogamos por una transición de todo el sistema hacia la agroecología, el desarrollo de mercados territoriales, la reversión de la concentración corporativa, la aplicación de instrumentos legales para prohibir la especulación financiera con la tierra y los productos básicos, y la ampliación de las instituciones y servicios públicos para combatir la inseguridad alimentaria y garantizar el derecho humano a la alimentación. Reforzar el papel de coordinación del CSA es crucial para coordinar los esfuerzos hacia esta transformación del sistema alimentario. Gracias.

Evento especial sobre el derecho a la alimentación

El evento especial contó con un diálogo entre diversas partes interesadas centrado en las interrelaciones entre las Directrices voluntarias en apoyo de la realización progresiva del derecho a una alimentación adecuada y la evolución del contexto mundial de la seguridad alimentaria y la nutrición. Diferentes países y grupos de interés reflexionaron sobre las buenas prácticas y los desafíos encontrados en relación con el derecho a una alimentación adecuada en el contexto de la actual crisis alimentaria, entre ellos el Relator Especial de la ONU sobre el Derecho a la Alimentación, Michael Fakhri y el MSCPI, representado por Paola Romero (FIAN Colombia).

Declaración de Paola Romero (FIAN Colombia) | Grupo de Trabajo sobre Mujeres y Diversidad de Género del MSCPI
"Se prevé que casi 600 millones de personas sufrirán desnutrición crónica para el año 2030. Ahora quiero llamar la atención sobre el futuro y pasar hacia una mirada prospectiva. Frente a las crisis creemos que debemos actuar a pasos transformadores y prácticos para avanzar de manera sustancial."
Paola Romero
FIAN Colombia

Aplazamiento de la sesión plenaria

La 51ª Sesión del CSA, que tuvo lugar del 23 al 27 de octubre de 2023, fue aplazada por segundo año consecutivo debido a desacuerdos no resueltos sobre el contenido del informe final. La nueva sesión tuvo lugar el sábado 25 de noviembre de 2023, de 10:00 a 13:00 y de 14:30 a 20:30 (hora de Roma), en formato híbrido. 

Continuar leyendo “¿Por qué se ha aplazado la 51ª Sesión Plenaria del CSA?

Declaración pronunciada por Tyler Short (NFFD y La Vía Campesina) | Grupo de Trabajo de Jóvenes y Comité de Coordinación del MSCPI
"Desafortunadamente, el MSCPI tiene que preguntarse: ¿Alguien aquí realmente piensa que los alimentos y el agua deberían usarse como armas de guerra? ¿Alguien aquí piensa que los bienes y servicios esenciales no deberían llegar a los civiles palestinos?"
Tyler Short
National Family Farm Defenders y La Via Campesina

“Gracias Presidente por darnos la palabra. Estamos de acuerdo con usted. Necesitamos más diálogo. Vergonzosamente, el gobierno al que pago impuestos ya ha abandonado este salón de plenos.

Desafortunadamente, el MSCPI tiene que preguntarse: ¿Alguien aquí realmente piensa que los alimentos y el agua deberían usarse como armas de guerra? ¿Alguien aquí piensa que los bienes y servicios esenciales no deberían llegar a los civiles palestinos? ¿Alguien aquí piensa que se debería impedir a las Agencias Basadas en Roma (ABR) realizar su trabajo para salvar vidas sobre el terreno? Ustedes hacen política y ellos pasan hambre. Hacen política y la guerra continúa. Es evidente que el CSA no puede detener la guerra, pero podemos esforzarnos por hacer realidad el derecho a la alimentación para todxs.

¡Las reglas! ¿Qué reglas? ¿Ley internacional? ¿Qué pasa con los derechos humanos? ¿No son estas reglas a considerar también y sobre las cuales actuar? También son jurídicamente vinculantes. El CSA tiene un mandato y tenemos una visión compartida para hacer realidad el derecho a la alimentación. Lamentablemente, algunos Estados miembros deben haber perdido esta visión. ¿Entonces no pueden ver? ¿No pueden ver lo que está pasando?

Nueva York, Ginebra y Roma, ¿no estamos conectados? ¿Puede el CSA dar un paso adelante? ¿Podemos afirmar nuestra fe en los derechos humanos fundamentales, en la dignidad y el valor de la persona humana? ¿En la igualdad de derechos de las naciones, grandes y pequeñas? Vemos hipocresía y, sin embargo, todavía estamos aquí. Creemos en el CSA y lo defendemos. Reivindicamos nuestro derecho a participar directamente en este Comité. No pueden quitarnos esto.

El texto propuesto por Egipto se alinea claramente con el marco de acción del CSA sobre crisis prolongadas y muchos Estados miembros argumentan en las negociaciones políticas que siempre se debe mantener el lenguaje acordado. ¿Qué pasa con este producto político del Comité? Tenemos ese marco de acción por una razón. Así que ahora es el momento de ponerlo en práctica. 

Lamentablemente, parece que hoy no podemos terminar nuestro trabajo, pero todavía debemos dar un paso adelante. De lo contrario, ¿qué pasará? ¿hasta cuándo continuará la pérdida de vidas en este mundo?

Por ello, desde el MSCPI reafirmamos nuestro llamamiento a la paz. Hacemos un llamamiento al respeto del derecho internacional. El derecho a la alimentación debe realizarse en todas partes, para todxs. Gracias”.

Aplazamiento de la sesión plenaria

Tras casi un mes de negociaciones internas entre los Estados miembros del CSA, la Sesión Plenaria reconvocada adoptó por aclamación el texto del informe final. El informe contiene las decisiones tomadas para cada uno de los puntos del orden del día del CSA 51 y los debates más significativos de la sesión.

En nombre del MSCPI, la miembro del Comité de Coordinación Mariam Mohammad (Red Árabe para la Soberanía Alimentaria) pronunció una enérgica declaración en la que denunció el uso por parte de Israel de los alimentos y el agua como armas de guerra contra los palestinos, y pidió a los miembros del CSA que respeten las disposiciones del Marco de Acción del CSA para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en Crisis Prolongadas.

Declaración pronunciada por Mariam Mohammed (Arab Food Sovereignty Network) | Comité de Coordinación del MSCPI
"No puede haber justificación para el letal castigo colectivo y el genocidio del pueblo palestino. Durante semanas, los expertxs de la ONU han dado la voz de alarma sobre el riesgo de genocidio a través de esta guerra. El genocidio es el más grave de los crímenes según el derecho internacional, y el CSA tiene la obligación de trabajar urgentemente para evitar que esta atrocidad siga escalando."
Mariam Mohammad
Arab Food Sovereignty Network y Comité de Coordinación del MSCPI

S.E. Nosipho Nausca-Jean Jezile, Representante Permanente ante las Agencias de la ONU en Roma de la República de Sudáfrica, ha sido elegida nueva Presidenta del CSA. Su mandato comenzó el 25 de noviembre pasado,  cuando concluyó la 51ª sesión plenaria.

Photo: ©FAO/Giulio Napolitano

Photo: ©FAO/Giulio Napolitano

Photo: ©FAO/Giulio Napolitano

Informando desde el salón de plenos el 27 de octubre

Twitter
Contactos
Twitter
Contactos

Privacy PolicyCookie Policy

Csm4cfs © 2024. Website by Marco Principia

to top
Llamamiento a la acción
Participa en la movilización de los pueblos

Para denunciar y oponerse a la Cumbre de la ONU sobre sistemas alimentarios

¿Te apuntas?