A continuación reproducimos la presentación del MSCPI realizada por Djibo Bagna, de la Red Campesina de África Occidental (ROPPA) y la Plataforma Campesina de Níger. Djibo dio un ejemplo concreto de cómo, recientemente, las Directrices Voluntarias del CSA sobre la Gobernanza Responsable de la Tenencia de la Tierra, la Pesca y los Bosques (VGGT) desempeñaron un papel clave en la formulación del Código Rural de Níger.

Transcripción:

En nombre del Mecanismo de la Sociedad Civil y los Pueblos Indígenas, lograr la aplicación de los resultados del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) es una cuestión fundamental. Luego presentaré un caso concreto a nivel nacional que ilustra muchos de nuestros mensajes clave. Soy Djibo Bagna, presidente de la Plataforma Campesina de Níger, que agrupa 13 sectores en agricultura, ganadería, pesca, agroforestería y transformación. Además, soy consejero de la Red de Organizaciones Campesinas y Productores Agrícolas de África Occidental (ROPPA), que abarca 15 países de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO). Así que, para el caso de Níger, les presentaré.

Níger es un país extenso, con una superficie de 1,287,000 kilómetros cuadrados. Nos enfrentamos a un cambio climático y sus efectos, que experimentamos a diario.

Es por eso que desde muy temprano, Níger implementó lo que se conoce como el Código Rural, principios de orientación, y después de 20 años de implementación, el Estado de Níger decidió realizar una evaluación de dos décadas de implementación del Código Rural. Se estableció un comité multiactor, que incluía representantes del Estado, organizaciones de la sociedad civil, investigadores, el sector privado, socios en desarrollo, donde todos estaban involucrados en este comité nacional. Este comité nacional desempeñó un papel determinante al crear un espacio de diálogo.

Pero para abordar la política de tierras que adoptamos, utilizamos las directrices voluntarias del CSA para orientar nuestro trabajo, dado que, a nivel del CSA, las directrices voluntarias ya eran un consenso para todos los Estados y todas las organizaciones de la sociedad civil. Por lo tanto, esto facilitó mucho nuestro trabajo, ya que estas directrices ya habían sido aceptadas. En primer lugar, permiten compartir experiencias; reconocen el papel fundamental de las explotaciones familiares, proporcionan principios claros basados en los derechos humanos y una hoja de ruta para el trabajo.

¿Qué logramos en este proceso? En primer lugar, una fuerte implicación de todos los actores. Realizamos ejercicios en todas las regiones de Níger, involucramos a las explotaciones familiares y les dimos la oportunidad de influir en las discusiones para tener en cuenta las preocupaciones de los pequeños productores. Finalmente, en 2021, adoptamos una política fronteriza sostenible. Establecimos un comité, un consorcio de la sociedad civil, y también logramos un marco de concertación para los socios de desarrollo que se centraban en los jóvenes.

Ahora, ¿cuál fue la lección aprendida para nosotros? La participación de los actores más afectados debe asegurarse a lo largo de todo el proceso, desde las negociaciones hasta la implementación. La participación de los agricultores, los actores, las mujeres y los jóvenes marcó la diferencia, no solo fortaleciendo sus capacidades, sino también teniendo en cuenta las preocupaciones de las diferentes regiones.

En términos de problemas, el primero es la coherencia. El gobierno debe desempeñar un papel para evitar múltiples iniciativas, ya sea de socios o de ONGs. Por lo tanto, tiene sentido, ya que permite enmarcar a todos los participantes. El segundo elemento, el grupo de la FAO, como asesor técnico de nuestros gobiernos, puede orientar, y eso es lo que hizo, fue necesario establecer socios técnicos, no solo para dar su opinión, sino también para obtener apoyos financieros coherentes.

Otra lección que aprendimos es que la financiación de las políticas no debe depender solo de fuentes externas. Los Estados también deben asignar recursos para defender estas políticas y apoyar la implementación de dicha financiación. Por lo tanto, la financiación no debe depender solo de fuentes externas, sino que el Estado también debe proporcionar los medios para tener políticas.

Otro elemento es la necesidad de tener una buena estrategia de comunicación para acompañar la implementación de productos de información que lleguen a las poblaciones en el terreno. Y el otro elemento es no olvidar las cuestiones de inseguridad hoy en día.

Es especialmente necesario realizar la parte de todo el proceso. Esto es lo que quería decir, pero les recuerdo que mis colegas también complementarán lo que acabo de decir. Es solo para mostrarles un caso concreto. Les agradezco.

Recursos:

Twitter
Contactos
Twitter
Contactos

Privacy PolicyCookie Policy

Csm4cfs © 2024. Website by Marco Principia

to top
Llamamiento a la acción
Participa en la movilización de los pueblos

Para denunciar y oponerse a la Cumbre de la ONU sobre sistemas alimentarios

¿Te apuntas?