El 25 de noviembre de 2023, la 51ª Sesión Plenaria del CSA fue convocada de nuevo para concluir los debates y adoptar su informe final. Tras haber sido aplazada el 27 de octubre, debido a la imposibilidad de los Estados miembros de alcanzar un consenso sobre el punto III del orden del día “Respuestas políticas coordinadas a la crisis alimentaria – El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2023” del informe final. Lea más en este artículo.

Tras casi un mes de negociaciones internas entre los Estados miembros del CSA, la Sesión Plenaria convocada de nuevo adoptó por aclamación el texto del informe final. El informe contiene las decisiones tomadas para cada uno de los puntos del orden del día del CSA 51 y los debates más significativos de la sesión. La conclusión de la Sesión Plenaria del CSA 51 marca también el inicio del periodo entre sesiones que será dirigido por la Embajadora S.E. Sra. Nosipho Nausca-Jean Jezile, de Sudáfrica, que ha sido elegida nueva presidenta del CSA para los próximos dos años.

En nombre del MSCPI, la miembro del Comité de Coordinación Mariam Mohammad (Red Árabe para la Soberanía Alimentaria) pronunció una enérgica declaración en la que denunció el uso por parte de Israel de los alimentos y el agua como armas de guerra contra los palestinos, y pidió a los miembros del CSA que respeten las disposiciones del Marco de Acción del CSA para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en Crisis Prolongadas.

Gracias, Presidente, por darnos la palabra.

Soy Mariam Mohammad, del Líbano, miembro del CC del MSCPI y facilitadora para la región de Asia Occidental en nombre de la Red Árabe para la Soberanía Alimentaria.

Durante las últimas semanas, mientras se discutía sobre el lenguaje y se cambiaban las palabras con el fin de alcanzar un compromiso y un consenso, la realidad sobre el terreno en Palestina no ha cambiado en absoluto. El conflicto en el lenguaje acordado no ha podido cambiar que, sobre el terreno, se trata de un genocidio. Que lo que está cometiendo la ocupación israelí es la masacre y el bombardeo de hospitales, escuelas, campos de refugiados, mujeres, niñxs, bebés y ancianxs. Las zonas de conflicto en el lenguaje acordado no han podido cambiar que se trata de zonas ocupadas, incluyendo Gaza y el resto de la Palestina ocupada. Mientras se discutía y se sigue discutiendo sobre el lenguaje, nuestro pueblo en Palestina era y sigue siendo objeto de limpieza étnica de las formas más brutales y horribles, además de pasar hambre y sed.

El MSCPI participa ahora en esta nueva sesión plenaria con una motivación basada en la esperanza. Nos alegramos y esperamos que el CSA 51 pueda concluir formalmente hoy y que el CSA se vea fortalecido gracias a este debate, reforzando el papel de la Plenaria para proporcionar orientación y recomendaciones prácticas para lograr un mundo libre de hambre, inseguridad alimentaria, malnutrición, doble moral y protección selectiva de los derechos humanos.

Íbamos a abogar por que el informe final del CSA 51 incluyera un texto que:

  • denunciara el uso que hace la ocupación israelí de los alimentos y el agua como armas de guerra contra los palestinos.
  • subrayara la necesidad imperiosa de un suministro fiable, constante, amplio y sin obstáculos de las necesidades vitales de la población civil en toda la Franja de Gaza, incluidos, entre otros, alimentos, agua, saneamiento, recursos médicos, energía y acceso a los recursos productivos.
  • destacara el papel fundamental de la FAO, el FIDA, el PMA y el UNRWA en la evaluación y mitigación del impacto del conflicto en la seguridad alimentaria y la agricultura, en la Palestina ocupada.
  • abogara por un alto el fuego inmediato que contribuya también a facilitar la entrega de ayuda esencial a la población de Gaza.
  • reconociera que el uso por parte de la ocupación israelí de tácticas de inanición contra 2,3 millones de palestinos constituye una grave violación de los tratados internacionales y del derecho humanitario.
  • exigiera que la ocupación israelí rinda cuentas y se haga responsable de estos crímenes contra la humanidad.
  • y pidiera al Presidente del CSA que transmita inmediatamente estas conclusiones al Secretario General de las Naciones Unidas y a los organismos pertinentes de las Naciones Unidas.

No puede haber justificación para el letal castigo colectivo y el genocidio del pueblo palestino. Durante semanas, los expertxs de la ONU han dado la voz de alarma sobre el riesgo de genocidio a través de esta guerra. El genocidio es el más grave de los crímenes según el derecho internacional, y el CSA tiene la obligación de trabajar urgentemente para evitar que esta atrocidad siga escalando.

Creemos que hubiera sido muy importante que el Comité hubiera incorporado estos puntos en el informe final, de conformidad con las disposiciones del Marco de Acción del CSA para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en las Crisis Prolongadas y especialmente de acuerdo con:

  • Principio 1: Satisfacer las necesidades humanitarias inmediatas y crear medios de subsistencia resistentes;
  • Principio 2: Llegar a las poblaciones afectadas;
  • Principio 4: Proteger a las personas afectadas por crisis prolongadas o en riesgo de padecerlas;
  • y Principio 9: Contribuir a la consolidación de la paz mediante la seguridad alimentaria y la nutrición.

Por último, nos gustaría subrayar que todo lo que se está cometiendo en la Palestina ocupada y la militarización de los alimentos tiene como objetivo la limpieza étnica y una nueva Nakba, que condenamos enérgicamente y rechazamos. Tampoco podemos entender cómo hemos llegado a un punto en el que pedir el fin de un genocidio y de una guerra se ha convertido en algo controvertido. Para nosotrxs y basándonos en nuestros sólidos principios como Sociedad Civil, esto nunca será ni se convertirá en el caso.

Twitter
Contactos
Twitter
Contactos

Privacy PolicyCookie Policy

Csm4cfs © 2024. Website by Marco Principia

to top
Llamamiento a la acción
Participa en la movilización de los pueblos

Para denunciar y oponerse a la Cumbre de la ONU sobre sistemas alimentarios

¿Te apuntas?